mis patrocinadores:



Mi nuevo proyecto: SOMNIS:



Logroño - Azofra

1 de Mayo de 2008

Plano del recorrido de la etapa.

El objetivo inicial de esta salida era efectuar el tramo del Camino de Santiago que va desde Logroño a Burgos. Por tanto, y dado que el tiempo efectivo para caminar eran 3 días y medio, salimos de Barcelona el miércoles por la noche, llegando a Logroño a las 5 de la mañana. Eramos cinco: Antonio, Julián, Pepe, Ramón y yo. Al llegar a la estación y empezar a prepararnos, vimos a una peregrina, de nombre Pilar, que había venido en el mismo autocar. Nos presentamos y le dijimos que íbamos a empezar a caminar ya, por lo que se animo a venir con nosotros.

Aunque era de noche, encontramos con facilidad el Camino por dentro de Logroño. Salimos por la carretera de Burgos, llegando al cabo de un buen rato al parque de la Grajera. Es una pena que fuera tan temprano, porque el parque merece pasar por él con calma. La temperatura se mantenía bastante baja, por lo que íbamos bien abrigados,

Una vez el sol estuvo en lo alto, la temperatura se hizo más agradable, mientras descendíamos del Alto de la Grajera pasando por los hermosos campos de vid de La Rioja.

Seguimos avanzando a buen ritmo, hasta que llegamos a la famosa valla llena de cruces de madera a la que, por supuesto, unimos las nuestras, como podéis ver en esta fotografía.

El camino se nos hizo bastante llevadero, pues la temperatura era buena, el tiempo acompañaba y llevábamos un buen ritmo. Por tanto, al cabo de un par de horas de camino, ya no tardamos mucho en divisar Navarrete. La vista es bonita (salvando la carretera...)

A la entrada de Navarrete nos encontramos con las ruinas del antiguo Hospital de peregrinos de San Juan de Arce. Fue fundado en 1185 por Doña María Ramírez para permitir el hospedaje y auxilio de peregrinos. Navarrete es una villa medieval muy bien conservada, donde pueden encontrarse buenas piezas de alfarería.

Paramos en la población a desayunar y reponer fuerzas. Aprovechamos también para descansar un poco, antes de emprender la marcha en dirección a Nájera.

El camino se hace más llano, aunque aún hay suaves lomas que recorrer. A la izquierda del camino vemos Ventosa, y paramos brevemente en el área de descanso que hay en el camino. Más adelante, empezamos a subir por la subida de San Antón, bonito paraje entre tanto campo. Desde lo alto se divisa ya Nájera.

Entramos en la población. En el primer bar que encontramos, tomamos un refresco, pues nos los hemos ganado. Una vez descansados, recorremos el pueblo hasta llegar al puente que cruza el rio Najerilla. La vista del rio desde el puente es hermosa.

Al otro lado del puente está el albergue de peregrinos. Pilar nos dice que para ella es suficiente llegar desde Logroño hasta Nájera y que se queda. Nos despedimos y quedamos en mandarnos mensajes de correo electrónico para seguir en contacto.

Seguimos en dirección a la salida del pueblo y nos encontramos con que hay mercado medieval. Aprovechamos para ver los productos expuestos y una exhibición de rapaces.

Continuará...