mis patrocinadores:



Kéfir

Tipos de kéfir

Hay dos tipos principales de kéfir: el de leche y el de agua. El primero se alimenta de lactosa, mientras que el segundo se alimenta de azúcares, pudiendo ser sacarosa o fructosa.

En ambos casos la tradición dice que los nódulos se deben conseguir como regalo de alguien que lo esté haciendo, a lo sumo como intercambio por otro producto similar, ya que los nódulos crecen según vamos elaborando el nuevo kéfir y por tanto se crea un exceso.

Mi experiencia con el kéfir

Yo inicié la elaboración del kéfir de leche en Septiembre de 2017, con una cantidad equivalente a la que se precisa para hacer el equivalente a un vaso de un cuarto de litro y después de varios meses conseguí la cantidad suficiente para poder dar a otros.

En Marzo de 2018, nos intercambiamos kéfir de leche y de agua con una persona y a partir de ese momento empeze a elaborar el de agua también. Como la cantidad de kéfir que se hace es mayor (el resultado es una bebida refrescante de la que puedes beber en mayor cantidad), también el kéfir de agua se reproduce más rapidamente y por eso estoy ahora en condiciones de darlo.